PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

La prevención de Riesgos Laborales tiene por objeto primordial el promover la mejora de la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas adecuadas y los procedimientos necesarios.

A través de EJE GESTIÓN PREVENTIVA, S.L servicio de prevención ajeno, acreditado por la consejería de empleo y de desarrollo tecnológico de la Junta de Andalucía, GRUPO MGT le ofrece consejo en estos servicios, que podrán integrar a todas o algunas de las especialidades previstas legal y reglamentariamente (seguridad en el trabajo, higiene industrial, ergonomía y psicosociología aplicada y vigilancia de la salud).

 

ANTECEDENTES

A partir de la nueva normalización en materia de seguridad y salud laboral, fundamentalmente regulada con la Ley 31/1995 y demás normas jurídicas que la desarrollan y complementan, se despliega un senda novedosa para las empresas si a la necesidad de integrar, globalizar y planificar la gestión de la prevención nos referimos, teniendo que contar para ello con personas responsables y expertas que de ello se encarguen y ocupen.

En esta dirección de trabajo, se ha contemplado y regulado la figura de los Servicios de Prevención Ajenos, sometiéndose a un proceso de acreditación por parte de las autoridades laborales y sanitarias.

El tratamiento de la prevención y la gestión varía según la empresa de la que se trate, pues aunque los parámetros sean similares, las condiciones particulares de cada una puede introducir hechos y actuaciones diferenciales que conlleven un paralelo tratamiento diferenciado.

No obstante y a efectos orientativos se realiza la presente oferta genérica para las empresas CLIENTES.

 

OBJETO

Por la oferta, EJE GESTIÓN PREVENTIVA, S.L llevará a cabo en la empresa CLIENTE las actuaciones preventivas que en ella se especifican, mediante el CONCIERTO DEL SERVICIO DE PREVENCIÓN AJENO.

 

CONTENIDO

El desarrollo de este Servicio de prevención podrá integrar a todas o algunas de las especialidades (SEGURIDAD EN EL TRABAJO, HIGIENE INDUSTRIAL, ERGONOMÍA Y PSICOSOCIOLOGÍA APLICADA Y VIGILANCIA DE LA SALUD) en orden a las necesidades efectivas de las empresas y sus características intrínsecas.

Partiendo, pues, de la contratación del servicio completo las acciones preventivas a seguir son las que a continuación se detallan:

 

1/ EVALUACIÓN DE RIESGOS (artículo 16 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales)

Se denomina evaluación de riesgos aquel proceso mediante el cual se obtiene la información previa para que el empresario esté en condiciones de adoptar decisiones apropiadas sobre la oportunidad de decidir medidas preventivas y, en ese caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse.

Desde el momento en el que se considere necesaria la adopción de medidas preventivas, la evaluación de riesgos deberá poner claramente de manifiesto las situaciones en que sea oportuno:

  • Evitar o reducir el riesgo, mediante medidas de prevención en el origen, de protección colectiva o individual, o de formación e información.
  • Controlar periódicamente las condiciones de trabajo, la actividad de los trabajadores o sus condiciones o estado de salud.

 

El análisis y consiguiente evaluación de riesgos de un puesto de trabajo conlleva un complejo proceso en el que confluyen una amplia gama de factores interrelacionados entre sí.

Para poder establecer una metodología adecuada que dé respuesta a las necesidades de trabajo a evaluar, es del todo necesario un proceso previo de recogida de información estadística propia de la empresa, así como en todas las características, requisitos y restricciones impuestos por las tareas a realizar y por el puesto de trabajo a estudiar.

En base a lo expuesto con anterioridad se establecerán protocolos de evaluación que recogerán todos y cada uno de las parámetros necesarios para su posterior análisis y propuesta de medidas correctoras.

En base a lo expuesto con anterioridad se establecerán protocolos de evaluación que recogerán todos y cada uno de las parámetros necesarios para su posterior análisis y propuesta de medidas correctoras.

 

2/ CONFECCIÓN DEL DOCUMENTO DE PLANIFICACIÓN (art. 15.1.g de la L.P.R.L)

Es un documento “vivo y dinámico” que debe elaborarse tras la evaluación de riesgos y acogerá la situación de distintas actividades preventivas a realizar en la empresa, así como las prioridades y el control del grado de cumplimiento de las mismas, complementándose con las pertinentes auditorías, que aporten datos fiables y fidedignos de la situación y resultados de las diversas actividades llevadas a cabo.

Dicho contenido debe incluir:

  • Diseño y establecimiento de los medios, las acciones y medidas adoptar, así como las prioridades en la adopción de las mismas, de conformidad con los valores arrojados por la evaluación.
  • Planes y cauces de información necesaria a todos los niveles de la organización (art. 18.1 L.P.R.L)
  • Plantes y programas de formación, específica e inherente a las condiciones de trabajo y sus riesgos (art. 18 L.PR.L)
  • Establecimiento de las directrices de coordinación con empresas contratistas (art. 24 L.P.R.L)
  • Planes de vigilancia de la salud de los trabajadores en relación con los riesgos detectados, incluyendo el diseño de los protocolos de los reconocimientos médicos a realizar y personal afecto a estos.
  • Asesoramiento para los planes de emergencia y procedimientos de actuación ante riesgos graves e inminentes.
  • Programa de protección de trabajadores con Plus de protección (art. 25 y 48.4 L.P.R.L)
  • Plan de organización y gestión de la prevención (art. 15 y 16 L.P.R.L)
  • Formación de responsables de la ejecución de las medidas preventivas (cuyo objetivo primordial es el evitar la materialización del peligro) y de las correctoras (su objetivo es minimizas en lo posible las consecuencias que de la concreción del peligro se deriven)
  • Presupuesto de ejecución de las actividades antes relacionadas.
  • Cronograma para las distintas actividades y/o programas a acometer, antes mencionados.

 

DURACIÓN DEL SERVICIO

La duración habitual de los servicios de prevención será de un año, prorrogable por periodos de tiempo iguales y sucesivos